Café Científico dedicó su jornada al “oráculo metabólico”

“Mientras el corazón suena y atrae la partitura, allí dentro tú filtras y repartes; separas y divides; multiplicas y engrasas; subes y recoges los hilos y los gramos de la vida”, un extracto de la Oda al Hígado de Pablo Neruda cuya idea reforzó Daniel Cabrera, académico y Coordinador de bioquímica y farmacología de la U. Bernardo O’Higgins, en el cuarto Café Científico que organizó la Dirección de Extensión.

En la actividad denominada “Hígado: el oráculo metabólico”, el expositor resaltó las virtudes de un órgano que, en los últimos años, ha sido menospreciado frente a otro tipo de patologías que se consideran más graves, perdiendo atención tanto desde el punto de vista médico, como en la población.

También, se desprendió que la gente se aprovecha de la fisiología resistente del Hígado, ya que, como aclaró el académico, la gente puede tomar bebidas gaseosas o alcohólicas, ingerir comida chatarra o consumir medicamentos sin que el órgano exprese sintomatología alguna, debido a que “sufre pero no llora”.

Cabrera comentó en la jornada, que es su órgano favorito del cuerpo humano, por lo que expresó que “si uno mira al Hígado y lo personifica es un ejemplo a seguir, porque es humilde, es trabajador y modesto. Entonces, creo que al estudiar este órgano se puede llegar a ser mejor persona”.

El próximo 18 de octubre, la cita será a las 18:30 horas en el auditorio Rondizzoni, instancia en la que el Dr. Carlos Lara, académico e investigador de la U. Bernardo O’Higgins,  expondrá en  el Café Científico denominado “Muerte de salmones en Chiloé”.