Deportista Estacional: uno de los riesgos que esconde el verano

De acuerdo a lo señalado por la Red de Salud UC-Christus, una persona que comienza a realizar actividad física sin la debida supervisión, o que se encuentra fuera de forma, tiene mayor riesgo de sufrir lesiones músculo-esqueléticas y/o eventos cardiovasculares. Así como también puede manifestar estados de fatiga y cansancio.

La temporada estival se acerca a pasos agigantados y todos quieren mostrar la mejor figura para deslumbrar en balnearios o piscinas a lo largo del país. Por eso, la operación verano entra en acción con la masiva inscripción al gimnasio, runners recorriendo por las calles, parques con gente realizando algún tipo de actividad física o la autogestión para entrenar en casa.

Estos individuos son los llamados “Deportistas Estacionales”, hombres y mujeres que, influenciados por el aumento de horas con luz día y factores psicosociales, se motivan a iniciar una rutina de ejercicios aeróbicos y anaeróbicos por un tiempo determinado, generalmente después de las fiestas patrias.

Como señala la académica de la Escuela de Kinesiología de la Universidad Bernardo O’Higgins, Julia Wiedmaier, es ideal que, durante todo el año, las personas se preocupen de su estado físico más por mantener un organismo saludable que por temas estéticos. Pero esta última circunstancia es la que puede desencadenar dolencias o lesiones poco agradables.

Un médico deportivo, traumatólogo o un kinesiólogo son los profesionales indicados para guiar a una persona en su proceso de reactivación física, creando una rutina adecuada para cada ‘deportista’”, aclaró la kinesióloga. En caso de que decida omitir esta recomendación, a continuación podrá conocer las lesiones a las que estará expuesto si no es bien asesorado.

El Delayed Onset Muscle Soreness – más conocido como DOMS entre los especialistas – es el típico dolor muscular que se siente cuando alguien se enfrenta a una actividad que no se practica hace mucho tiempo, pero que va disminuyendo con el tiempo a medida que el cuerpo se adapta a la nueva exigencia deportiva. “El dolor muscular de inicio tardío (DOMS) es una micro lesión que se manifiesta como un dolor tolerable, entre 12 a 24 horas después de hacer ejercicio, porque el músculo no estaba preparado para hacer las contracciones de tipo excéntricas”, explicó la profesional.

Además, la especialista advierte que esta lesión puede parecer tan inofensiva y cotidiana, pero que puede complicarse cuando el daño muscular es severo y pasa a ser una rabdomialisis, síndrome causado por la liberación de mioglobina al torrente sanguíneo, proteína tóxica que provoca problemas renales.

Julia Wiedmaier indica que las tendinopatías son muy comunes en los “Deportistas Estacionarios”, debido a que realizan ejercicios de fuerza, como el levantamiento de pesas, sin contar con la evaluación profesional correspondiente que proporcionará certeramente las cargas. También, agrega aquellas que a causa del calzado incorrecto y de hacer ejercicios en superficies inadecuadas, presentan lesiones por impacto o fractura por estrés.

Existen otros factores poco considerados que la académica de la UBO se encarga de esclarecer. “Los accidentes son parte de la vida cotidiana, por lo que hacer cualquier tipo de deporte no es la excepción. Pero otra de las fatigas poco consideradas es el shock térmico, momento en que la deshidratación y las altas temperaturas atmosféricas generan una descompensación. Por lo mismo, hay que estar hidratado antes, durante y después de la actividad física”.

Claramente, la conducta sedentaria es muy perjudicial y con el ejercicio se mejora la presión arterial, la fuerza y elasticidad, los índices de colesterol, el consumo de oxígeno, los parámetros cardiovasculares, el control lipídico y la calidad muscular. Si la persona deja de entrenar, se pierden dichas adaptaciones, volviendo a ser el mismo de antes sin importar la actividad que se hizo en el pasado”, agregó.

Acondicionamiento Físico

Los videos en internet son las primeras fuentes a las que se recurren en el momento que despierta el interés por hacer ejercicios, iniciativa no recomendada por la académica de la U. Bernardo O’Higgins por la importancia de recibir la orientación de un profesional en la materia. Sin embargo, hay ciertas prácticas deportivas que son aconsejables para iniciar la adaptación del organismo y aumentar las cargas de forma paulatina.

Hacer ejercicios por días intercalados o repartir la rutina son opciones a tomar en cuenta, considerando que recién se está partiendo. Para ello, sugiero hacer deportes acuáticos por un menor impacto articular y óseo; o también las actividades lúdicas recreativas, como el baile entretenido o la zumba, pero siempre con cautela”, recomendó la Kinesióloga.

Aunque estos ejercicios no evitarán un DOMS, “aproximo que en un mes el organismo se va a habituar y sentirá la comodidad para hacer la actividad física que desea sin tener algún dolor muscular. De esta forma, tendrá que ajustar o aumentar la carga, preferentemente con ayuda de un entendido de la materia”, complementó.

Hacer actividad física constantemente es la mejor decisión, principalmente por mantener un organismo saludable. Pero si acostumbra o prefiere ser un “Deportista Estacional”, tome los resguardos necesarios sin pretender ser el mejor deportista del mundo de un día para otro, sino que es un trabajo constante que proporcionará resultados.