[Entrevista] Rocío Sardon: “No podemos discriminar y poner en riesgo la lactancia por la construcción social de unos pocos”

Desde hace un tiempo, la lactancia materna ha estado en el ojo del huracán. Por una parte, las madres reconocen la importancia del amamantamiento para sus hijos y abogan por la necesidad de hacerlo en cualquier parte y cuando el bebé lo necesite, mientras que otra parte de la población no acepta que esta situación se realice en lugares públicos.

Adicionalmente a lo expresado por el mundo médico, en 2016 un grupo de expertos de la ONU señaló que la lactancia materna debía ser considerada un tema de Derechos Humanos, donde la primera opción sea la leche materna, dejando a los suplementos y productos complementarios en segundo plano.

Pero, ¿cuánto sabemos sobre este proceso?

La académica de la Escuela de Obstetricia y Puericultura de la Universidad Bernardo O’Higgins, Rocío Sardón, nos explica en detalle lo que significa este proceso para el desarrollo de un niño y los principales aspectos de la lactancia materna.

¿Cuáles son los beneficios de la lactancia materna para los niños?

La leche materna tiene muchos beneficios. En primer lugar, protege a los recién nacidos de enfermedades, es por eso que muchas veces se denomina a la lactancia materna como “la primera vacuna”. Además, ayuda a reducir el riesgo de sobrepeso y obesidad infantil, previniendo enfermedades crónicas graves que se producen por esta condición.

Otro de los puntos positivos de la lactancia, tiene que ver con el desarrollo cognoscitivo de los niños, pues existen cifras que dicen que los adolescentes y adultos que fueron amamantados de niños obtienen de 2 a 5 puntos más en los indicadores de desarrollo cognoscitivo. La leche materna contiene ácidos grasos poliinsaturados de larga cadena, conocidos por su importancia para el crecimiento y el desarrollo cerebral. Tanto los estudios en animales como en seres humanos han documentado una correlación entre los niveles de suero presente en estos nutrientes y las puntuaciones obtenidas en las pruebas.

La última y una de las grandes características positivas de dar pecho, es que trae beneficios tanto al bebé como a su madre, ya que reduce en un 4% el riesgo de contraer cáncer de mama y un 27% en el caso del cáncer de ovarios.

¿El amamantar influye en el apego entre madre e hijo?

Sí, el apego y la lactancia natural exclusiva, durante los 6 primeros meses de vida, han demostrado ser responsables fundamentales en la futura salud física, emocional e intelectual de los recién nacidos y sus madres.

¿Existen riesgos al amamantar a un bebe?

Nadie duda de la importancia y el valor de la leche materna para el bebé, pero en  algunos casos específicos pueden generar riesgos. Un ejemplo de esto serían las madres drogadictas o cero positivas que, al dar pecho, pueden poner en riesgos al recién nacido. Cabe mencionar que con la lactancia materna el riesgo de transmisión de VIH es entre 14% y 20%. Se ha dicho que el paño que algunas usan para cubrir puede causar daños, pero de ninguna manera.

¿Existen horarios para dar de leche a un niño?

No existen horarios, el pecho es a libre demanda del infante. Hay que recordar que la lactancia materna es un mecanismo que varía en función de las necesidades de cada bebé. Por eso es importante mantener la sintonía con el niño y alimentarlo ajustándose a sus señales de hambre y de saciedad, pues cada niño tiene un ritmo único y personal.

¿Influyen las situaciones de estrés en la calidad de la lactancia?

Cuando la madre se somete al estrés la calidad de la leche no se ve afectada, pero sí la cantidad, llegando incluso a detenerse por completo.

Para entender un poco mejor, es necesario entender que para producir leche materna se necesitan dos hormonas: prolactina y oxitocina. La primera es la que produce la leche, mientras que la segunda es la que permite que la leche pueda salir del seno materno, el reflejo de eyección. Aunque cualquier mujer puede producir estas dos hormonas y así lograr establecer una lactancia exitosa, existen ciertas circunstancias que pueden llegar a alterar tanto la producción como la salida de la leche.

¿Cuál es su opinión sobre las polémicas relacionadas a la lactancia en público?

La lactancia en lugares públicos es motivo de controversia y genera posiciones bastante encontradas. Las miradas de desaprobación que reciben mujeres de todo el mundo cuando están amamantando a sus bebés en estos sitios, sigue siendo una de las quejas más habituales entre las madres.

La lactancia materna es un proceso natural y fisiológico, que entrega beneficios tanto al niño como a la madre. No podemos discriminar y poner en riesgo un proceso tan importante en el desarrollo del ser humano por la construcción social de unos pocos.

Es importante el empoderamiento de las madres y que el entorno apoye la lactancia, porque solo así se podrá mantener este proceso natural, que es tan importante para el niño y por ende, para la sociedad futura.

Otros Datos:

Se ha comprobado que la lactancia materna tiene beneficios en los ámbitos económicos y del medio ambiente. Se ha constatado que por cada mil bebés no amamantados, hubo más de 2 mil visitas adicionales al médico, 212 días de hospitalización adicionales y 609 recetas extras por tres enfermedades solo en los Estados Unidos. Es decir, que si el 90% de las madres amamantara en forma exclusiva durante 6 meses, se ahorrarían 13 mil millones de dólares al año en costos de atención de salud pediátricos y se evitarían más de 900 muertes.

Asimismo, al ser la leche materna un alimento natural y renovable que no necesita envase, transporte ni combustible para prepararse, se ahorran envases plásticos. Se calcula que por cada millón de bebés alimentados con productos de reemplazo, se usan 150 millones de envases, muchos de los cuales acaban en vertederos.