Fiestas Patrias: Prevención y seguridad, la clave para disfrutar

A pesar de las campañas realizadas en medios de comunicación, en la celebración de 2016 fallecieron 35 personas por accidentes de tránsito y 16 por atropellos. Además, 741 conductores fueron detenidos por ir al volante en estado de ebriedad e incrementaron los delitos en domicilios deshabitados.  

Llegó septiembre y junto a él, temperaturas más templadas y aires primaverales, pero el noveno mes del año es sinónimo también de reuniones familiares, de asados, pañuelos al viento, volantines, entre otros aspectos que simbolizan la celebración de Fiestas Patrias. Sin embargo a veces surgen riesgos que pueden provocar más tristezas que alegrías. Robos, asaltos, descuidos, excesos y accidentes, son parte de las estadísticas que acostumbramos a ver o escuchar en la prensa nacional, aun así existen medidas preventivas que permitirán disfrutar de estas festividades.

En este sentido, “el concepto de autocuidado es muy importante para identificar amenazas y peligros que nos rodean. Los responsables del cuidado propio y del entorno cercano somos nosotros mismos, por lo que tenemos que estar conscientes de nuestras vulnerabilidades, debilidades, amenazas y problemas”, señaló Jorge Lee, experto en seguridad y académico de la Universidad Bernardo O’Higgins.

Visión similar del académico de Ingeniería de Ejecución en Prevención de Riesgos y Medio Ambiente, Mario Reyes, quien dijo que “la sociedad está inserta en un ámbito en el que se expone a riesgos por no tomar medidas preventivas que son muy simples y básicas de cumplir”.

Ambos especialistas en seguridad comentaron que cuando se habla de estos temas entre el círculo social cercano, parecen muy lógicos los cuidados. Cuando son los padres quienes aconsejan a sus hijos, los jóvenes escuchan y no asimilan que la sobrevaloración genera vulnerabilidad. Por la misma razón, revisemos algunas sugerencias que entregaron los académicos para disfrutar seguros estas fiestas patrias.

Recomendaciones para estar seguro en familia:

Para tener un buen viaje, Mario Reyes sugirió planificarlo con tiempo y calma, principalmente si el traslado es en vehículo particular. Para ello, es requerimiento que, previo al éxodo, el automóvil sea revisado completamente: frenos, dirección, luces, neumáticos, niveles de agua y aceite, etc. Además, el conductor debe contar con las horas de sueño sugeridas para un buen descanso, no conducir por más de 3 horas seguidas y acompañarse por un copiloto.

El clima y el tráfico automotriz también son aspectos que deben considerar no solo quien maneja, sino que todo el grupo que irá como ocupante del vehículo.

El conductor tiene que ser capaz de renunciar a la ingesta de alcohol, conducir con mayor atención ante los inminentes riesgos que aparecen en las calles para proteger su vida y la de sus seres queridos”, indicó el académico.

Pero si toda la familia se va a divertir en otra localidad, ¿tomó en cuenta la seguridad del hogar? “Cartas y diarios en el antejardín, oscuridad total o basura acumulada son señales inequívocas para los delincuentes de que no hay moradores, por lo que es muy importante dejar la casa encargada a algún vecino o familiar y, si es posible, contar con un temporizador para encender y apagar luces”, aconsejó Reyes.

Para tener en consideración, Carabineros de Chile señala aquellas marcas que podría encontrar en la pared de su casa con sus respectivos significados:

Y si sales solo:  

Las fondas o ramadas son los puntos neurálgicos para encuentros multitudinarios, lugares donde la aglomeración y el exceso de confianza transforman estos espacios en sitios adecuados para que los amigos de lo ajeno transgredan la integridad personal. Ante esto, Jorge Lee detalló lo siguiente:

  • Beber con responsabilidad para no ser blanco fácil de actos delictuales o sufrir accidentes.
  • Los baños son muy peligrosos, porque es donde se presenta la mayor vulnerabilidad de toda persona. Si un baño esta oscuro no hay que entrar, o bien ingresar con dos o más personas.
  • Evitar acudir a estos espacios de recreación con bolsos o mochilas, siendo la mejor opción un banano; no guardar la billetera en bolsillos traseros del pantalón; y separar documentos en diferentes compartimientos.
  • Si ocupa efectivo, salir con el dinero justo; si prefiere las tarjetas, proteger su clave cuando haga las transacciones. También, es recomendable repartirlos en diferentes partes, como en los zapatos.
  • No usar ropa o accesorios muy llamativos o de marca, ni tampoco exhibir los teléfonos móviles de última generación.
  • Intentar moverse en grupo para ser un blanco poco atractivo, e intentar llamar poco la atención en cuanto a artículos valiosos. Pero si alguno pasa a ser la víctima, hay que actuar relajadamente y entregar las cosas que se tengan a mano para que termine luego la situación conflictiva.

Estas fechas, por diversos factores, favorecen al aumento de estadísticas en accidentabilidad. Sin embargo, actuando sobre los riesgos y considerando las precauciones anteriormente descritas, disminuirán las probabilidades de daños y, por consiguiente, una celebración para archivar en el baúl de los recuerdos.