Chile

Cuando llegue al aeropuerto de Santiago, se dará cuenta que Chile quiere sorprenderle. La Cordillera de los Andes, cubierta de nieve, se erige detrás de la enorme urbe dando una primera idea de lo que este país puede ofrecer. Chile se ubica al final del mundo, pero ¡en qué final! La leyenda cuenta que cuando Dios había creado el mundo, dejó las sobras detrás del último cordón de montañas – y aquí están: volcanes humeantes, selvas siempre verdes, desiertos áridos, pampas ventosas; glaciares azules y ríos salvajes, aguas frías y kilómetros y kilómetros de playas. Ningún otro país del mundo combina tantos paisajes y zonas climáticas diferentes como Chile. Ya la forma del país es única: Con un promedio de 180 kms de ancho, y 4300 kms de largo, Chile parece metido a la fuerza en esta franja angosta entre la cordillera de siete mil metros de altura en el Este y el Océano Pacífico en el Oeste. Comparado con Europa, Chile cubriría toda la distancia entre el norte de Noruega y el Desierto del Sahara.

Chile, con sus 750.000 kilómetros cuadrados, es una vez y media más grande que España, pero tiene solamente 17 millones de habitantes, y la mayoría se concentra en la fértil zona central. En grandes partes de país, tanto en los desiertos del norte como en las alturas andinas y en la Patagonia, no vive prácticamente nadie. Es el perfecto destino para viajeros que buscan naturaleza pura y tranquilidad. Gracias a su ubicación al final del mundo, Chile ha estado al margen del turismo masivo hasta hoy.

Vivir en Santiago 

Santiago tiene una población superior a 6 millones de habitantes. Se encuentra en la zona central del país (33ºS), en un valle junto a la cordillera de los Andes.

Santiago, una de las capitales más australes del mundo, se encuentra en la zona central del país, en lavado en un valle rodeado de montañas. A sólo 50 km, de distancia se encuentra Farellones, uno de los centros invernales con cuenta el país en la Cordillera de Los Andes. Además, a sólo 100 km, está el principal puerto de Chile, Valparaíso en la costa del océano Pacífico.

Clima

El clima de Santiago es de tipo mediterráneo, con una estación húmeda entre mayo y agosto (300 mm de lluvia anual) y condiciones secas en resto del año. Durante el invierno (junio-agosto), los promedios de las temperaturas mínima y máxima son del orden de 4ºC y 15ºC, respectivamente. Ocasionalmente, la temperatura mínima baja de 0ºC. El verano es relativamente caluroso y seco (máximas del orden de 30ºC en enero). La conjunción de una condición topográfica desfavorable (la ciudad está rodeada por montañas) y un bajo poder de ventilación asociados a las condiciones climáticas de la región condicionan la ocurrencia de episodios de alta contaminación atmosférica durante el otoño y el invierno con cortos períodos de transición entre ambas.

Trámites a realizar a tu llegada en Chile

1. REGISTRO DE VISA

Primero, debes dirigirte a la oficina de Extranjería a cargo del Policía de Investigaciones (PDI) para obtener el Certificado de Registro de Visa.

Dirección: Eleuterio Ramírez 852, Santiago
Teléfono: 2 2708 10 43 – 2 2708 10 44
Horario de atención: lunes a viernes, de 08:00 a 14:00 hrs.

Documentos requeridos:

  • Pasaporte original vigente con Visa estampada.
  • Ochocientos pesos chilenos ($800) en efectivo para pagar por el trámite
  • Formulario de Registro de Visa completo (disponible en Oficina de Policía de Investigaciones).

2. CÉDULA DE IDENTIDAD (R.U.N)

En segundo lugar, debes ir a la oficina del Registro Civil e Identificaciones para obtener la Cédula de Identidad de Chile (R.U.N). En el comprobante recibido, aparece el R.U.N, por lo cual necesitaremos que nos envíe una fotocopia de este recibo al inicio del semestre.

Dirección: Calle Huérfanos 1570, subterráneo.
Horario de atención: lunes a viernes, de 08:00 a 14:00 hrs.

Documentos requeridos:

  • Certificado de Registro de Visa
  • 1 fotocopia de las páginas de identificación de tu pasaporte
  • 1 fotocopia de tu Visa de Estudiante estampada en tu pasaporte
  • 1 fotocopia de la fecha de entrada al país