Palabras
  • del Rector

Quiero transmitir a toda la comunidad universitaria, en particular a los estudiantes y a todos quienes se relacionan con la Universidad Bernardo O´Higgins de diferentes maneras, que me es grato como Rector infrascrito hacerlo en el contexto del progreso y desarrollo institucional alcanzado durante la trayectoria en el ámbito de la Educación Superior de nuestro país.

El tiempo transcurrido desde la creación de nuestra Universidad, nos ha posibilitado cumplir con una gran diversidad de desafíos, lo que ha ido acompañado del surgimiento constante de nuevas metas, de acuerdo con las altas exigencias propias de la época de transformaciones que nos ha correspondido vivir.

Es así como hoy, somos una Institución que ha alcanzado notables avances en todo sentido, y particularmente en las áreas de Gestión Institucional, Docencia de Pregrado y Vinculación con el Medio, cuya acreditación institucional por tres años en todas ellas, así lo refleja, mientras de modo paralelo registra trascendentales progresos en el ámbito de la Investigación, en donde se proyecta sistemática y progresivamente. Esto se vio reforzado con la significativa Acreditación de sus carreras, la que alcanzó el 2016 un 94% de sus programas en régimen, y con periodos acreditados que abarcan entre los tres y los seis años, como puede constatarse.

Esta dinámica en la formación de profesionales y graduados ha implicado- de modo paralelo–adoptar todas las metodologías necesarias y dotar de los recursos intelectuales, físicos y tecnológicos, que garanticen una formación profesional cuya integridad sea efectiva y les permita contar con las herramientas necesarias para posicionarse mediante un sello distintivo que les caracterice y que les permita acceder con éxito en un competitivo universo laboral.

Para lograr estos cometidos, hemos aplicado un riguroso y moderno Modelo de Formación, cuyas características no solo sitúan al estudiante al centro de toda la actividad académica en forma teórica, sino que de manera práctica y medible lo instalan en el eje principal de todo aquello que constituye el quehacer institucional, constatándose periódicamente su efectividad.

Hemos adquirido un fuerte compromiso con nuestra sociedad, y en particular con los estudiantes y sus familias, que han depositado su confianza en esta Casa de Estudios Superiores, y para ello nos basamos en la solidez de un conjunto de Principios y Valores, que no son producto de algo temporal, sino de la consolidación histórica de aquellos componentes del Pensamiento O´Higginiano, fundamentados en su patronímico y que constituyen una fuente de inspiración permanente para la actividad que realizan sus directivos, docentes, alumnos y administrativos. Las enseñanzas que a través de sus ideas y acciones dejó el Padre de la Patria se han mantenido en el tiempo, y sin embargo, su sistematización se ha hecho necesaria como una guía que permita a los integrantes de la Universidad recogerlas en toda su riqueza y aplicarlas en su cotidianidad.

De tal modo, aspectos como su interés por el estudio, su afición por las artes, su amor a la libertad, su ideal de mérito, la necesidad de una identidad nacional, su liderazgo, su espíritu de servicio público, su visión de futuro, la importancia de la Educación en este contexto, continúan iluminando nuestro recorrido y dando sustento a la obra educativa que hemos emprendido y que se proyecta en el tiempo.

Claudio Ruff Escobar