Recomendaciones para que este 18 “lo comido y lo bailado” sí se disfrute

Este 2017 las fiestas patrias se extenderán por 4 días o más: los feriados irrenunciables del lunes 18 y martes 19, y el hecho de que muchos iniciarán la celebración el viernes, seguramente dejará huella en la balanza, pues el aumento en la ingesta calórica puede llevar a una persona a subir hasta 4 kilos en estas fechas.

Septiembre es para muchos el “mes del asado”. Las celebraciones de fiestas patrias reúnen a la familia chilena en torno a la música, juegos, comida y bebida, pero el exceso de estos últimos puede generar importantes alteraciones en el cuerpo.

Según el estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), “Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina 2016”, el 63% de la población adulta chilena tiene sobrepeso u obesidad.

Una cifra que tendría como principal factor la falta de actividad física y la alimentación errónea. Ante esto el Mg. en Entrenamiento Deportivo y académico de la U. Bernardo O’Higgins, Rubén Alegre indica que “según un estudio del Instituto Nacional del Deporte y el Ministerio de Salud, en Chile un 96% de la población es sedentaria y creo que esto se debe a la falta de educación. En la medida que la sociedad entienda que el estar activo y que la nutrición saludable es fundamental para vivir más y mejor, se va a lograr un cambio”.

Para el académico “falta conciencia social, darle importancia a la actividad física, porque no es solo por algo estético, sino que hay patologías en las que se ha demostrado que el sedentarismo y el sobrepeso son factores preponderantes. El Estado, sin importar el Gobierno de turno, debería tener una política nacional que vaya dirigida a que las personas generen hábitos de deportivos y alimenticios sanos”.

Durante el periodo de celebración se estima que una persona puede llegar a subir hasta 4 kilos, esto debido a que la ingesta calórica es mucho más alta de lo normal, por ejemplo el choripán y las empanadas, tienen 400 y 500 calorías respectivamente.

Una mujer adulta debería consumir 1.800 calorías diarias en promedio, mientras que los hombres alrededor de 2.000, pero en estas fechas hay quienes incluso ingieren 6.000 calorías diarias. En un solo un almuerzo una persona puede consumir 2.500 calorías, lo que incluye por ejemplo: una empanada de pino al horno, choripán, un trozo de carne, dos papas cocidas, ensalada a la chilena, papas mayo, un vasos de chicha, un vaso de terremoto y un postre.

Alegre señala que “en época de celebraciones se consume más alimentos y esto afecta el peso corporal, entonces la actividad física es fundamental, pero más importante incluso, es regular la alimentación, porque uno se demora alrededor de una hora en gastar 500 calorías, dependiendo de la intensidad del deporte”.

La nutricionista y académica de la Escuela de Nutrición y Dietética, Ana María Neira dice que “todos los alimentos se pueden consumir en cantidades moderadas, por ejemplo, se puede comer un choripán con pebre, más la carne con ensaladas sin problemas”.

En esta época se habla de comidas que pueden llegar a ser una ‘bomba calórica’, para que esto no sea tan agresivo para el organismo, la nutricionista indica que siempre es bueno mezclar una variedad de carnes con ensaladas diversas, jugos de fruta natural o vino, además de no agregar preparaciones con mucha azúcar, como mote con huesillos o teremotos”.

Por otra parte el académico de Educación Física, Deporte y Recreación destaca que “es importante moverse un poco más, si uno tiene que subir dos o tres pisos, en vez de usar el ascensor, hacerlo caminando, evitar ir a lugares cercanos en auto, aprovechar de caminar. La idea es mantenerse en movimiento la mayor cantidad de tiempo posible, aunque no es un remedio, sí ayuda bastante”.

Ante quienes dicen comer “sano” porque mezclan con ensaladas, la nutricionista menciona que es importante que sean abundantes, ya que las verduras tienen alto contenido de fibra y permite aumentar la velocidad del tránsito intestinal, por lo que idealmente hay que preferir ensaladas de hojas verdes en vez de choclo o papas, y no comer demasiada carne, puede ser un trozo de asado”.

En cuanto a los bebestibles, infaltable en esta época son los terremotos y la chicha, en base a ello Neira dice que “el terremoto tiene granadina y helado, lo que lo hace más calórico, por eso es más recomendable tomar el vino y la chicha en cantidad moderada”.

Para hablar de un consumo responsable de estos tragos, la profesional asegura que diariamente se puede beber un vaso de terremoto o dos copas de vino, pero llamó a evitar la mezcla de alcoholes, y el consumo excesivo de embutidos como vienesas y longanizas, hay que preferir comer papas rústicas con piel y asadas en vez de papas con mayonesa. Además evitar el picoteo previo de papas fritas, galletas y snacks y reemplazar las bebidas gaseosas azucaradas, por aguas de frutas o saborizadas. En cuanto a las salsas, es mejor preparar un rico chancho en piedra, en vez de mayonesa y ketchup”.

Para Rubén Alegre la fórmula principal para no subir de peso es que “si se van a comer una empanada, no coman choripán, en vez de eso hay que preferir comer un trozo de carne asada con ensalada y si comes uno o dos choripanes no comas empanadas, hay que equilibrar la alimentación y así quizás no se suban 4 kilos, sino que uno y por supuesto bailar hartos pies de cueca, caminar bastante y jugar con la familia”.

Comidas y Bebestibles

Calorías
Choripán 400 (sin contar mayonesa u otra salsa)
Empanada de pino al horno 500
Anticucho 200
Un trozo de carne de vacuno (del tamaño de la palma de la mano) 150
1 papa cocida 140
Ensalada a la chilena 50
Ensalada papas mayo (100 gramos) 340
Churro 190
Mote con huesillo 150
Vaso de terremoto 400
Vaso de chicha 200
Vaso de pisco sour 350
Vaso de piscola 250
Vaso de cerveza 100
Vaso de vino 80

Share this post