Centro de Simulación Clínica y Escuela de Obstetricia y Puericultura implementan simulaciones de alta complejidad

En el contexto de la asignatura “Atención Integral de la Mujer y el Recién Nacido”, la Escuela de Obstetricia y Puericultura y el Centro de Simulación Clínica desarrollaron e implementaron simulaciones de alta complejidad en el entrenamiento de los estudiantes, a fin de que éstos se enfrenten altamente preparados al mundo clínico real.

Las simulaciones comprendieron una serie de contenidos disciplinares, entre los cuales se incluyen: control prenatal, control ginecológico, atención integral del parto, atención integral del recién nacido, clínica de lactancia y reanimación cardiopulmonar neonatal, utilizando para ello diversas modalidades metodológicas como la práctica deliberada de ciclo rápido, la simulación de alta fidelidad, el uso de actores o pacientes estandarizados, la simulación híbrida y la Evaluación Clínica Objetiva Estructurada (OSCE).

Para Eva Pérez Barrios, coordinadora de la Escuela de Obstetricia y Puericultura, “la práctica simulada prepara de manera óptima al estudiante”, dado que “genera profesionales más reflexivos y comprometidos con su disciplina”.

La incorporación de pacientes estandarizados, representados por actores profesionales, fue una estrategia primordial, especialmente para el fortalecimiento de habilidades comunicacionales, anamnesis, exámenes físicos e interacción con el paciente.

La coordinadora del Centro de Simulación Clínica, Priscilla Muñoz Quezada, comentó que “el trabajo con actores permite simular situaciones reales de mejor manera. De este modo, los estudiantes realizan una atención completa a un paciente, ya sea ambulatoria u hospitalaria: por ejemplo, el estudiante lo llama desde la sala de espera, lo atiende integralmente y le da indicaciones, todo esto en un espacio de aprendizaje seguro, donde el error está permitido”. La docente agrega que “el estudiante cuenta con los insumos y equipos necesarios, tal como sucede en una situación real, incluso con la misma duración de una consulta de salud habitual”.

La instancia también sirvió para conocer oportunidades de mejora y fortalezas de los estudiantes en dichos ámbitos disciplinares, de esta manera, podrán mejorar los desempeños futuros ante su enfrentamiento a las prácticas clínicas.

Traducir