[ENTREVISTA] Juan Francisco Ortún: “Creo que en CHV se está privilegiando el aspecto comercial ante uno familiar”

Si en una primera instancia fue el logo, el mes de julio marcó el inicio de un nuevo ciclo para la estación televisiva de la compañía Turner y de la televisión nacional, ya que dio un vuelco a sus transmisiones al adelantar en una hora el bloque informativo en relación a su competencia, comenzando en un horario que históricamente ha estado reservado para otras producciones e incidiendo en los programas desde “Chilevisión Noticias” hasta el cierre de transmisiones.

Con el slogan ‘Vamos Primero’, CHV llamó la atención de la audiencia con su anuncio y la novedad los premió con 11,6 puntos de rating en una invernal noche de domingo. Las redes sociales destacaron la iniciativa durante las primeras jornadas de transmisión, aunque no se ha vislumbrado una reacción en cadena por parte de los otros canales nacionales.

Para entender un poco más el cambio propuesto por Chilevisión, conversamos con el académico Juan Francisco Ortún, quien nos cuenta su parecer ante la reciente apuesta programática en la televisión chilena.

¿Cuál pudo ser el motivo que impulsó el cambio de horario en Chilevisión?

Me imagino que hicieron un estudio previo, siendo una apuesta que hizo el canal para rebajar un poco el horario prime. Como dice su gerencia de producción o directiva productiva, al reacomodar estos horarios tienen la oportunidad de contar con más placement, por lo que se priorizan las aristas de sintonía, comerciales y de rating televisivo, pero son variantes que no se pueden determinar previamente hasta obtener los resultados luego de su implementación. Aunque desconozco los lineamientos de Turner, podría decir que es una decisión netamente comercial.

Entonces, ¿es una medida efectiva?

Es es una decisión de la empresa y me parece válida, pero no significa que le vaya a ir bien por una razón muy simple: quebrar esquemas tiene dos posibilidades, acertar y trasladar a la audiencia a sus pantallas o no acertar y retornar al horario que tenía inicialmente. Ahora, hay otro elemento a considerar, y es que el noticiero está comenzando en un horario que históricamente es de teleseries, lo que es otro obstáculo a derribar con esta nueva apuesta.

¿Es un cambio conveniente para la audiencia?

En el mundo globalizado de hoy, donde tengo tantas opciones para estar informado, no necesito esperar la transmisión televisiva del noticiero central. En estos tiempos es muy distinto a como era antiguamente, ya que había que esperar un horario determinado para informarse o entretenerse. Por eso creo que en CHV se está privilegiando el aspecto comercial ante uno familiar.

¿Y para Chilevisión?

Cuando uno está seguro y convencido de las reestructuraciones, se expone a las ventajas y desventajas que ocasiona. No obstante, esto está reciente, por lo que tendremos que esperar un tiempo para hacer una medición de impacto y analizar si realmente esta apuesta, que determinó la gerencia de Turner, fue acertada o no. En mi opinión, todo lo novedoso llama la atención y cuando deja serlo todo vuelve a sus ritmos y gustos habituales.

¿Podríamos ser testigos de una reestructuración programática en la televisión chilena?

No creo que los otros canales estén guiándose por lo que hace su competencia. Es cierto que se espían, sin embargo no me parece que si a CHV le va bien con las noticias a las 20 horas, los demás cambien y rebajen su horario, principalmente porque este es un país donde cuesta romper los hábitos. De todas formas, considero que en lo que hay que competir es en calidad, en la manera de enfocar y presentar la noticia, más una serie de elementos audiovisuales que corresponden al medio televisivo.