[Entrevista] Tomás Flores: “La focalización tiene que estar justamente en la medida de reactivación”

El gobierno del Presidente Sebastián Piñera entregó nuevas medidas de ayuda para la clase media por la pandemia de Covid-19, a las que se suman las ya mencionadas como el fondo para trabajadores informales, ley de protección al empleo, entre otras.

El proyecto llamado Ley Créditos Blandos Covid-19, está dirigido a trabajadores formales y con contrato suspendido, desempleados y empresas individuales reguladas por el Servicio de Impuesto Interno (SII), que puedan acreditar la caída de sus ingresos mayor a un 30%.

En este contexto, el director del MBA-Magíster en Gestión Empresarial de la Universidad Bernardo O’Higgins, Tomás Flores, analizó los requisitos y beneficios de la medida, además de mencionar otras que podrían favorecer a los ciudadanos.

Director ¿a quién está dirigida la medida entregada por el gobierno?

En la actualidad contamos con varios programas de ayuda para diferentes tipos de hogares. El ingreso familiar de emergencia es justamente para aquellos que no tienen un empleo formal y han sufrido una caída significativa en sus ingresos. Por otra parte, se encuentra la ley de protección al empleo para los asalariados, y por último la ley de los boleteros que está dirigida a quienes reciben ingresos entregando boleta de honorarios.

En el caso de la propuesta transmitida por el presidente, ésta se enfoca justamente en aquellos que no están contemplados en los programas anteriores, y que efectivamente no son usuarios habituales de las ayudas proporcionadas por el gobierno.

¿Cuáles son los beneficios de este proyecto?

El programa de ayuda para la clase media contempla cuatro elementos. El primero es un crédito blando de hasta $2.600.000, pagadero en 4 años, un año de gracia, tasa de interés igual a cero y contingente en ingresos, es decir, si no tiene trabajo, no tiene que pagar la cuota. Si al final del período no ha logrado cancelar todo el crédito se condona el saldo adeudado; Además se otorga un subsidio para arriendo de hasta $400.000 mensuales. Asimismo, se posterga el pago de dividendo hipotecario por seis meses y se otorga justamente a los estudiantes de educación superior, la posibilidad de pedir nuevos beneficios, abriendo un período extraordinario de postulación.

A su parecer ¿qué otra nueva medida podría favorecer a la clase media?

Paulatinamente vamos a volver a la normalidad, los indicadores sanitarios así lo muestran. En ese sentido la clase media volverá a sus actividades laborales, por lo que yo creo que la focalización tiene que estar justamente en la medida de reactivación.

Traducir
Abrir chat