La UBO vuelve a entregar becas a jóvenes emprendedores de Santiago

La Escuela de Ingeniería Comercial de la Universidad Bernardo O’Higgins, lanzó la cuarta versión del programa Habilitados, donde entregó 10 becas a jóvenes emprendedores de la comuna de Santiago. Ellos estudiarán en esta casa de estudios, junto a alumnos de cuarto año, durante el segundo semestre del 2019.

Marcelo Ortiz, director de la Escuela de Ingeniería Comercial, explicó que esta iniciativa es una alianza entre la UBO y el programa adulto joven de la municipalidad de Santiago y que: «nosotros traemos a estos jóvenes que tienen las ganas, que son emprendedores, que quieren participar en esta experiencia y comparten un semestre académico completo con nuestros alumnos».

Detalló que es una experiencia que beneficia a ambas partes, debido a que los jóvenes vienen de empresas y/o emprendimientos, por lo tanto,«traen el conocimiento a nuestros alumnos que ven todo en una pantalla y nosotros le entregamos lo académico en administración de empresas o marketing».

Armando Torres, director general de Programas Colaborativos de la UBO, reveló que el objetivo principal es «aumentar la producción de pequeños empresarios y mini pymes, pues la mayoría son profesionales que están emprendiendo en un área de negocios y con esto nosotros estamos apoyando».

Alejandra Olmos, encargada de formación de la oficina de la Juventud de la Municipalidad de Santiago, contó que la idea partió el 2017 con la escuela de Ingeniería. «Nosotros veníamos pensando en un fondo de becas que pudiese mejorar la empleabilidad de los jóvenes de la comuna ya fuese de forma dependiente o independiente y terminó como el programa Habilitados».

La alumna que volvió

Francisca Castillo, cursó administración de empresas II en el segundo semestre del 2018 y luego vio la oportunidad de marketing 2 y consultó si estaba habilitada para poder reingresar al programa. La entrevistaron y nuevamente ganó una beca.

«Me ha servido mucho porque yo soy diseñadora de vestuario y actualmente tengo un emprendimiento de cosplay (tendencia representativa, donde los participantes se caracterizan con accesorios y trajes de un personaje específico o una idea)», dijo.

Agregó, «yo no tenía conocimiento de administrador de empresas, así que el primer ramo que cursé me sirvió mucho para entender los paradigmas actuales y poder enfrentarme al mercado desde otra posición», finalizó la joven.