UBO se adjudicó proyecto FONDEF para el desarrollo de material para dispositivos médicos

Tras un largo trabajo y con gran satisfacción la Universidad Bernardo O’Higgins se adjudicó el primer proyecto FONDEF (Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico), que busca generar un material útil para contribuir a la disminución de las Infecciones Asociadas a la Atención de la Salud (IAAS).

“Formulación de un material de silicona con nanopartículas de cobre pegiladas con actividad antibiopelícula y uso potencial en la fabricación de catéteres” es el nombre exacto de la investigación que está a cargo de la académica de la Escuela de Enfermería, presidenta del CEC de la UBO y directora del proyecto, María Cristina Paredes; y del doctor Iván Martínez, director alterno e investigador del Centro Integrativo de Biología y Química Integrada, CIBQA.

Este es el primer proyecto FONDEF que se adjudica la UBO y uno de los aspectos que más influyó para ser seleccionado fue el impacto social que tiene esta investigación porque es el desarrollo de un material antimicrobiano que contiene nanopartículas de cobre y que es el que se va a utilizar en este catéter de uso urinario.

Además de mejorar la calidad de vida de las personas otra característica del proyecto, es que es de muy bajo costo y; por lo tanto, de más fácil acceso para el sector salud.

El inicio del proyecto está fijado para enero del 2020 y tiene una duración de 24 meses. La investigación cuenta, además, con el apoyo de la Unidad de Proyectos de la Dirección de Transferencia, Emprendimiento e Innovación.

El desarrollo de la investigación

La profesora María Cristina Paredes reveló que este proyecto nació «hace algunos años con la idea de generar un material útil para contribuir a la disminución de las Infecciones Asociadas a la Atención de la Salud (IAAS)».

Explicó que las IAAS generan un alto impacto en la carga sanitaria a nivel nacional y mundial. Por ello, «me acerqué a Iván Martínez (Investigador del CIBQA) con esta idea, así se fue concretando tras la búsqueda y formación de un equipo de investigación, conformado por especialistas en el área».

«El objetivo era claro, generar ciencia con impacto real en la Salud Pública y alto valor social. De esta forma, mediante el trabajo en equipo, la perseverancia y la disciplina, logramos desarrollar un proyecto cuyo valor esencial es la generación de un puente entre la ciencia básica aplicada y la Salud Pública», manifestó la académica.

Agregó que tenían la confianza de que la idea era buena y por eso recorrieron un camino que los ayudó a «desarrollar un proyecto muy competitivo, que finalizó con la postulación al FONDEF, y su posterior adjudicación. Además, destacando, que fue la primera vez que el proyecto era sometido a evaluación», detalló.

Finalmente, la profesora Paredes señaló con orgullo que este es el «primer FONDEF que se adjudica la universidad, es un gran hito y abre las puertas para el desarrollo de proyectos I+D. Por otro lado, incorpora un valor agregado para la comunidad académica, junto a Iván logramos unir la ciencia y convertir en realidad el trabajo interdisciplinar, con un proyecto que podría revolucionar la problemática de las IAAS en un nivel global y generar un gran impacto social que va en directo beneficio de la Salud Pública y finalmente a las personas».

El investigador Iván Martínez, explicó que es muy relevante poder unir esfuerzos de las escuelas dentro de la Facultad de Salud, “fue una manera novedosa de generar una colaboración que generalmente en las universidades no se da. Eso fue lo fuerte del proyecto”.