Seminario IV Revolución Industrial, los Nuevos desafíos de Chile: “Más que un riesgo, una oportunidad”

La tecnología avanza a pasos agigantados y lo que antes parecía una locura, hoy es realidad: manejar nuestras finanzas por internet, impresiones en 3D, autos y casas inteligentes, oficinas totalmente robotizadas, y así, un sin número de ejemplos. Avances que protagonizan la denominada IV Revolución Industrial, que promete solucionar la vida de muchos, pero también, cambiará por completo la concepción del empleo y la educación.

Se ha establecido que el mundo tiene grandes desafíos, los gobiernos y las empresas desarrollan cada día nuevas necesidades, las que de alguna forma, universidades e instituciones educativas deben satisfacer. La educación cumple un papel fundamental en el establecimiento de nuevos sistemas, la sociedad debe aprender a dominar las tecnologías con fines productivos, y ver esta revolución como una oportunidad, y no como un riesgo.

En este contexto y con el objetivo de analizar en profundidad la situación nacional, la Universidad Bernardo O’Higgins realizó el Seminario “IV Revolución Industrial: Los Nuevos desafíos de Chile”, a los que asistieron como expositores: José Miguel Insulza, ex Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, OEA; Mark Untersander, Agregado Comercial de la Embajada de Suiza; Ernesto Jara, Director de Estrategia Digital de Grupo Porta; y Rodrigo Quevedo, Presidente de la Asociación Chilena de Robótica, ACHIRO.

Mark Untersander: “En Suiza lo primero que se hizo fue reunir a expertos, crear estudios y elaborar una estrategia nacional que se divulgó por los medios de comunicación”

Importante es la participación de Suiza, referente mundial en esta revolución, país que ya ha experimentado la eliminación y/o conversión de puestos de trabajo. “En Suiza lo primero que se hizo fue reunir a expertos, crear estudios y elaborar una estrategia nacional que se divulgó por los medios de comunicación, es muy importante el contacto con los medios, pero sobre todo, el trabajo con la gente sacando el miedo, porque todo lo que es nuevo provoca miedo”, explicó Mark Untersander.

Ante esto, y analizando el escenario nacional, José Miguel Insulza señaló “creo que nos falta tocar más estos temas, pero también desarrollar un punto de vista más propio. Hay experiencias que responden mucho a la co-realidad cultural de los países, como por ejemplo el sistema permanente de consulta ciudadana que tienen los suizos, pero que se viene desarrollando por siglos, por muchos siglos, entonces es difícil que nosotros podamos aplicar esas cosas sin pasarlas primero por el rasero de nuestra idiosincrasia, nuestra forma de ser”.

José Miguel Insulza: “Creo que nos falta tocar más estos temas, pero también desarrollar un punto de vista más propio. Hay experiencias que responden mucho a la co-realidad cultural de los países”

La inteligencia artificial y la robótica ofrecen mecanismos que cada día toman más relevancia, han llegado a complementar los trabajos y podrían prontamente, reemplazar al ser humano. Nuevas políticas de gobierno, más cabida a la investigación, mayor incorporación de la ciudadanía en este ámbito, son solo algunas tareas que nuestro país tiene pendiente. Ante esta nueva revolución, Rodrigo Quevedo enfatizó “Japón patentó 40 mil nuevos avances tecnológicos, Chile 400, una patente te da autonomía por 20 años, un diseño industrial por 10 años, es la tranquilidad para que cada persona desarrolle un producto, ahí está oportunidad”.

Para finalizar, José Miguel Insulza dejó muy en claro “en nuestro país hay mucha creatividad y mucha capacidad de innovación, lo que pasa es que hay laboratorios de innovación que desarrollan cosas riquísimas, pero no hay plata para financiarlas, si el gasto de este país en materia de ciencia y tecnología es bajísimo, es ridículo, si lo triplicamos, como ha prometido hacerlo la Presidenta, todavía vamos a llegar a tener menos que el país que nos sigue en OCDE, entonces mientras no gastemos más, gasto real en ciencia y tecnología, no vamos a avanzar mucho”.

Traducir
Abrir chat